domingo, 19 de junio de 2022

 


En este mundo de farsa y apariencias

fingiendo no estar loco

entre lo que debo sentir y quiero hacer

miento

lleno de secretos


Y a pesar de que mastico mis emociones todavía no desaparecen

así que las verdaderas intenciones quedan  atrapadas en mis dientes

y cuando todos dejan de prestarme atención

desaparezco en la oscuridad

cosiendo los trazos de mis máscaras

los jirones restantes de mis inseguridades

desnudan el miedo a que me encuentren


Por eso, mintiendo en todo momento

mi vida cotidiana se llena de comienzos temporales


Pero ya que estamos aquí

sólo esta única verdad me hace sentir

mariposas en el estómago


Permíteme quedarme en silencio a tu lado

aunque de poco sirva

y aunque nos sacudan o pisen

seremos como un caparazón indestructible

y ya seas la hoja de la copa donde brilla el sol

o la raíz enterrada en la oscuridad

lo único que nos diferencia es de donde caímos


Sin perdonar a este ruidoso y seco mundo

que la lluvia nos moje por igual

y en esos días tormentosos

en que no podremos seguir nuestro camino

sabiendo que esto es un juego improvisado

guardemos todo y vayamos a dormir

porque lleno de errores, no existe respuestas correctas


Pero ya que estamos aquí

tomaré todos esos milagros cotidianos

 y les daré un mordisco


domingo, 12 de junio de 2022

 La justicia de la belleza es una enfermedad y una condena 

pero a su vez es una verdad absoluta

es cruel y silenciosa, pero mantiene un orden invisible 


La justicia de la belleza no tiene cura en el alma 

pero tiene un amargo antídoto de ceros y unos

y una calma en la distancia y el olvido


La justicia de la belleza es dulce en la ignorancia

se confunde con otros sentimientos

pero es vacío de reciprocidad


La justicia de la belleza ( primer borrador)














jueves, 3 de diciembre de 2020

La belleza y la estima

 En una habitación llena de gente, ella resaltaba. Tal vez sería por su cabello verde que acompañaba sus delicadas facciones, dado que sus vestimentas ocultaban pudorosamente sus curvas. 

- Qué bonita - exclamé hacia mis adentros, luego de que no pude entender el nombre con el cuál se presentó. 

La gente no suele llamarme tanto la atención por su apariencia, pero había algo en su semblante, algo diferente. Su piel clara con cicatrices que delicadamente ocultaba y sus poderosos tatuajes que gritaban libertad se enseñoraban en sus movimientos firmes pero no grotescos. Su persona me recordaba la de un alambre de púas que protege una valla, pero oculta tras una enredadera llena de fragantes flores.

Con el correr del tiempo presencié su esmero al tomar apuntes en clases, su siempre prolijo y adornado cuaderno contrastaba con el mío, que más se parecía a un oscuro libro de encantos arcanos o maldiciones lovecraftianas que a un cuaderno de estudio. Dándome ánimos con sus ganas de superarse a pesar de que no siempre le salía perfecto de primera, pero daba lo mejor de sí.

A veces se ofuscaba, pero siempre tenía una palabra de apoyo para quién lo necesitara, aún cuando ella estaba en la misma situación estresante a la que la otra persona se enfrentaba. Y otra vez explotó cómo un huracán al enfrentarse a una injusticia qué sólo ella se percató (también fue quién más la sufrió), y tuvo el valor que no todos tenemos para enfrentarlo y callamos.

Con el paso de los meses descubrí que  siempre había amabilidad en sus palabras y acciones para el resto, más no tanto hacia ella. Poniéndose un tope en lo que merece y se permite.

Y mientras más le conocía más se erigía un muro, latente en la oscuridad.

 - "Mientras más valioso en tesoro, más feroz será el guardián" - escribí en donde guardo mis ideas y bosquejos. 

Todos tenemos una parte que no queremos mostrar, una que guardamos sólo para nosotros y tal vez, para quien se lo pueda ganar, aún cuando creamos que eso tan valioso ya está roto y no tiene más valor que el recuerdo de lo que pudo haber sido de él en otras circunstancias. 

Y en ese momento me sentí avergonzado. La belleza es un atributo que todo el tiempo sopesamos más que esas virtudes que transforman algo que se ve bien por algo que te hace bien.  

Entonces los conceptos de belleza cambian, y recordás lo difícil que es convencerse a uno mismo con la misma naturalidad que tratamos a los demás. 

No puedo dejar de tener en cuenta lo que hace que las personas se vean atractivas pesa mucho hoy en día, pero quienes no pueden verlo en sí mismos se vuelven ciegos a su reflejo, quedando en la mesa de ofertas. Y esa belleza  que trasciende llega a desaparecer por un tiempo, hasta que lo vemos reflejado en alguien más. Esa belleza que no puede ser resaltada por algún filtro. Recordándonos que un atributo jamás superará a una virtud.


jueves, 12 de noviembre de 2020

 Para poder pensar antes se necesita creer.

 El camino al conocimiento está plagado de creencias

Las cuales son la baranda que no nos dejan caer al abismo de la desesperación cuando transitamos el estrecho sendero de la lógica.

domingo, 20 de setiembre de 2020

 Si a la espera de mi entrelazado destino

mis pasos no alcanzan la buena suerte

¿Qué otro final me espera sino un sino?

¿Que otro  merezco sino la muerte?