lunes, 12 de noviembre de 2018


La vida se va, fugaz y brillante
Pasó con colores y dulzura, con alegría y sonrisas.
Pero se escapa de entre mis dedos
Como arena dorada, como gotas saladas
Un latido que sonaba cómo pasos que se alejan

Se fue como llegó, junto a mi
Se fue con mi acaricia

No voy a negar el dolor que me deje
No puedo evitar que caigan éstas lágrimas
No puedo evitar sentirme tan triste como débil

Pero no puedo dejar de sonreír a pesar de todo
Hay mucho bueno que recordar
El placer y la alegría de haber compartido este tramo del camino

“No hay fortaleza que no pueda ser quebrantada
Y aun la Muerte puede ser vencida”

Mis brazos fueron su carroza fúnebre
Mis manos cavaran su última morada


Adiós, Shaki 

Con todo el dolor que alguien puede sentir...

lunes, 15 de octubre de 2018

Levántate ante el dolor
sonríele a la muerte
mira con amor
cambia por destino tu suerte

Resiste el aluvión
alcanza la tardanza
mira con pasión
alza la esperanza

Defiende con precisión
esquiva con paciencia
ataca con decisión
sangra con conciencia

Vive con dignidad
pelea con honor
gana con humildad
muere con valor

jueves, 13 de setiembre de 2018

Dios de la montaña
pasado, presente y futuro
a través de tus tres puertas yo cruzo
hacia la cima
recibe mi respeto, escucha mi esfuerzo
siente mi amor
corriendo a través de tu sendero
llevaré tu mensaje
por eso
bendíceme
con la sabiduría y humildad de la Serpiente
la fuerza y valentía del Puma
la visión y nobleza del Cóndor
y lo devolveré a quién lo merezca

lunes, 27 de agosto de 2018

Oculto en el silencio
El ambiente orquestal, y la noche de postura arabesca,
con sus pequeños brillos en una veloz vorágine gira
y el polvo vuela con sus lágrimas impregnadas en él
Esta melancolía se adhiere a su pasos
rumbo hacia el alba.

Y se marchita como la penumbra en el atardecer
Su imperiosa expresión, si bien, es enmascarada con sonrojo, se desdibuja en todos sus grises.
aprisionada en su vorágine, gira ocaso tras ocaso

Su delicadeza nunca le satisfizo al final
su memoria, su más aserrimo enemigo
con sus mortificantes y lujuriosos ojos desalmados,
posados sobre su puro y virginal corazón

Y al igual que la paloma ante el ave de rapiña, alza vuelo sutilmente
al mismo tiempo la orquesta continúa tocando dolorosamente
y su inconfundible empuñadura promete un dulce destino
mientras la canción llega a su clímax y lentamente muere

lunes, 23 de julio de 2018

Entre la bruma y el cielo

El dolor que se aferra a mi mejilla me dice que mi esperanza y paciencia solo de basan en mis ganas de creer. Como quién sabe que la ilusión a tocar se esfumara tarde o temprano.
¿Porqué hay que darse por vencidos frente a tan imponente monstruo cómo la desesperanza de la oscura ignorancia del futuro? ¿Qué debemos proteger con más ahínco? ¿Nuestros sueños cómo lo deseamos o nuestro destino cómo se presenta? ¿Debemos preservar la entereza de nuestra felicidad y mantenerla lo más intacta del dolor que ronda en el camino?