jueves, 22 de junio de 2017

Como una estrella que se apaga
me despierto de un letargo
¿Dónde estás?
¿Dónde te escondes en mis sueños?
Será porque no lo recuerdo, pero cierta angustia oprime mi olvidar
No me importa si duele
abro mis ojos y te busco
¿Y si cada vez se hace más oscuro?
Recibiré el castigo de mis pecados
ya que éstas cicatrices no desaparecerán
porque entre las bondades del dolor
mis recuerdos aparecen impregnadose de ti
y aunque estos errores no pueden ser perdonados
te estaré esperando
porque si me arrepiento
no podré volver a ver tu sonrisa

domingo, 18 de junio de 2017

La línea oculta en el pensamiento crítico
su belleza reflejada en su ansia de saber
esa curva que jamás se aplana o pronuncia
que no envejece ni ha de perecer

Su esencia yaciendo en una sonrisa
la cual vuela el tiempo de un soplido
su charla perdida, tibia y profunda
que despierta al demonio más dormido

Su perpetua sensibilidad y ternura
escondida detrás de lágrimas y dolor
su fortaleza vibrando en una nota
como un brillo de esplendor

Su nombre prohibido a mi memoria
en su secreto, el más puro tesoro
que sus labios niegan ese destino
que aún ignorante, a veces añoro




domingo, 21 de mayo de 2017


A veces para no perder el camino
                                hay que cerrar los ojos
A veces para ser humilde
                              hay que ser agradecido
A veces para merecer algo
                          hay que dejar de quererlo
A veces para no darse por vencido
                        hay que darse por vencido

jueves, 4 de mayo de 2017

Ella es hermosa pero profundamente distraída, es como una flor a la deriva a merced de alguna tempestad.  Cuando sonríe pareciera que entiendo hacia donde queda el norte, pero como esa sonrisa no lleva mi nombre entonces temo buscar un rumbo que no me pertenezca.
Por más que he intentado afanosamente llamar su atención de todas las maneras en que no tuviera que sacrificar mi dignidad ni dejar al desnudo mis vergüenzas, he  fracasado  estrepitosamente en cada intento, hasta el punto de darme varias veces por vencido y dejándome librado a la suerte.
  Pero verla correr siempre tarde  a su destino desgarra mis intenciones de soñar otros horizontes, me devuelven el credo de dar todo a cambio de nada. Aunque siempre quede en segundo plano  y nunca sea el caballero de brillante armadura que obtenga al último a la bella doncella .
Entonces me dí cuenta de que a pesar de que las flores más fragantes siempre atraen más insectos, con ser uno más no podré llamar su atención jamás.  Así que decidí mejorar en todo lo que  pueda, ser mas amable,  ser mas listo,  ser mas dulce,  ser mas confiable, ser menos oso. Brillar,  hacerlo de todas las maneras posibles, tal vez así ella me note en la oscuridad de donde no me animo a buscarla pero donde aún duerme la esperanza de que mi nombre por fin resuene en sus labios algún dia.

miércoles, 22 de marzo de 2017

¿Cómo podrías conocer la soledad si nunca te dejaron atrás?
¿Cómo podrías conocer el dolor  si jamás diste más de lo que podías?
¿Cómo podrías conocer la desesperación si nunca se derrumbó tu mundo?
¿Cómo podrías conocer la oscuridad si jamás te perdiste en las sombras?

¿Cómo podrías conocer la bondad si nunca diste algo a cambio de nada?
¿Cómo podrías conocer la superación si siempre abandonas a medio camino?
¿Cómo podrías conocer el honor si jamás eres fiel a tus principios?
¿Cómo podrías conocer la angustia si jamás negaste el llanto?

¿Cómo podrías conocer la lealtad si nunca cumples con tu palabra?
¿Cómo podrías conocer la piedad si jamás ayudaste a un contrario?
¿Cómo podrías conocer la generosidad si siempre estas primero que todo?
¿Cómo podrías conocer la victoria si no te levantas cada vez que pierdes?