lunes, 21 de setiembre de 2009

¿Acaso mi orgullo se convierte en soberbia?
Si es cuando aun a pesar del miedo
me clamo valiente y hago lo que no puedo
y olvido ese instinto que hace huir


¿Acaso mi determinación se hace arrogancia?
Si es cuando me digo no retroceder
me clamo imprudente y arremeto feroz
con tal de que no se me vea vacilar


¿Acaso mi dignidad se vuelve vanidad?
Si es cuando prefiero el honor y la gloria
aunque me cueste la vida, luchando
por eso que considero importante y amado



Ojalá el corazón tuviera un diccionario
donde dijera cuando la dignidad
se convierte en orgullo
y el orgullo en amor propio

2 comentarios:

sg dijo...

Querido Amigo solo a algunos pocos les perdono la soberbia, la arrogancia y la vanidad y Vos sos uno de ellos, porque con todos estos ingredientes que hacen a tu personalidad dignificas lo que escribes. Cambiando de tema te comento que andaba medio perdida por problemas de salud, mañana me operan de tiroides, me tienen que sacar la glandula y pensare en todos mis amigos para tomar un poquito de la fe que cada uno de ustedes me manda, te quiero eso nunca lo olvides, y tus letras llenaron un vacio existencial que habia en mi vida, besos. silvina

A moonclad reflection dijo...

Hola, Sil.
No hay pecado imperdonable ni pena que no sea totalmente injusta, no temas, no le temas a la Muerte...no pienses en ella...solo llegara cuando deba...tu sabes que no es tu tiempo...no la has visto, no has escuchado su nombre, sabes q no vendra...porque temerle? Besos, linda