jueves, 2 de agosto de 2012

Acechando en la oscuridad con la furia de un olvidado demonio
Como una negra tormenta marcha oscureciendo todo a su paso
dejando un rastro de locura y miedo
Cientos de tambores de guerra intentan callar los mil latidos de angustiados corazones
Nadie sabe donde comenzó esta madición...
pero implacable...se alzará una vez más...
Haz tus plegarias para encaminar el alma hacia la misericordia....

4 comentarios:

GABU dijo...

Si no fuera porque lo escribiste vos,parecen las palabras de algún pastor evangélico... ¬¬?
jajajajajajajaj


BESOS Y PLEGARIAS :))

A moonclad reflection dijo...

Soy mas siniestro q un pastor ;)

Lord Azazel dijo...

Más siniestro aún!

Saludos

A moonclad reflection dijo...

Solo un poco